Iluminación y salud

¿Sabías que una iluminación inadecuada puede ocasionar graves problemas en tu salud?

Fatiga ocular, cansancio, dolor de cabeza o estrés son algunos de los síntomas de trabajar en espacio poco iluminados o con bombillas de diferentes colores. Normalmente, no pasamos demasiadas horas en zonas con cambios bruscos de luz, pero hay que saber que éstos son muy peligrosos porque ciegan el ojo de manera temporal.

Dejando a un lado estos espacios excesivamente dañinos para tu vista, es muy probable que tu propio lugar de estudio o trabajo no esté adecuado. La clave está en el equilibrio entre la cantidad de luces, su calidad y la estabilidad de la misma, evitando los reflejos y los contrastes excesivos.

Problemas de salud

En cuanto a los trastornos oculares, la mala iluminación afecta a la inflamación de los párpados, la fatiga visual, el lagrimeo, la irritación e incluso la visión alterada. Esto mismo también puede derivar en cefaleas o dolores de cabeza.

No hablamos únicamente de la vista, la incorrecta iluminación también puede afectar a la manera en la que nos posicionamos en nuestra silla de trabajo lo que conlleva a posibles problemas de espalda.

Por ello, si queremos evitar el agotamiento y la falta de energía y de concentración para trabajar y estudiar, tengamos en cuenta la iluminación que necesitamos.

bombillas-led

¿Qué iluminación debes buscar?

Para adquirir las soluciones de iluminación más acertadas, debes considerar para qué las vas a utilizar.

Lo mejor para la vista es la luz natural, pero está claro que no en todas las épocas del año ni durante todo el día, podemos disfrutar del sol. Sim embargo, igual que ocurre con la luz solar, no podemos emplazar una lámpara en un lugar de visión directa para el ojo.

Por otra parte, no es lo mismo un puesto de trabajo en el que el tamaño de los objetos sea reducido y los detalles esenciales. Para este tipo de tareas la posición de los focos o lámparas es clave para evitar sombras y destellos. De hecho, los expertos recomiendan que la luz se ubique oblicuamente detrás del hombro izquierdo si utiliza la mano derecha y al contrario si utiliza la izquierda.

Otro truco esencial es pintar las paredes superiores de colores claros para permitir que la luz se distribuya uniformemente.

Los LEDs que ayudan a la salud

Hasta la llegada de los LEDs, el problema del calentamiento ocular estaba creciendo rápidamente por la exposición continuada a diferentes luces. Gracias a ellos, ya no es un problema tan importante, aunque seguimos teniendo que evitar el contacto directo con la luz LED durante mucho tiempo.

Otra característica de los sistemas LEDs es que pueden llegar a simular mejor la luz natural por lo que favorece la concentración y evita los trastornos oculares.

De hecho, los expertos afirman que, al simular la luz solar, esta tecnología mejora el ánimo en personas de tendencia depresiva y estimula la buena energía. Un motivo más para confiar en los LEDs y adaptarse al mercado que beneficia a la salud.

Para conocer todos los tipos posibles de luces LED puedes acudir a la siguiente web oggroup.es en la que venden todo lo que te imagines en iluminación.

 

 

Deja un comentario